Manuel Llano

¿Sabías que…

En el Panteón de Personalidades Ilustres se encuentra el escritor montañés Manuel Llano Merino (1898-1938), cuyos restos fueron traslados el 23 de enero de 1980, coincidiendo con el 42ª aniversario de su nacimiento.

Vinculado con la prensa santanderina, colaborador de “El Pueblo Cántabro”, “El Cantábrico”, “Alerta”, “La Región” y del extranjero: “Cantabria”, Buenos Aires. En 1934, tras la publicación de una de sus novelas más reconocidas, La Braña, dicen de él:

“Cualquier novela suya o cualesquiera de sus artículos le sirven sobradamente de tarjeta de presentación en el mundo literario y le acreditan como aristócrata de las letras con los máximos honores”. Este fue parte del texto que se publicó en 1934 con motivo del homenaje realizado a su persona en el restaurante “La Vizcaína”.

Este traslado fue el colofón de una serie de actos: concurso de cuentos y conferencias, entre otros; en reconocimiento de la figura de este escritor montañés.

Recordamos algunas de sus obras prologadas por ilustres como Miguel Artigas, Víctor de la Serna, Luys Santa Marina, Miguel de Unamuno e ilustradas por artistas como Antonio López Padilla o Rivero Gil: El sol de los Muertos (1929), Las Anjanas (1931), Brañaflor (1931), Campesinos en la ciudad (1932), La Braña (1934), Rabel (1934), Retablo Infantil (1935), Monteazor (1937), Dolor de la Tierra Verde (1938, edición póstuma), Cuentos de Enero a Malva (1938, edición póstuma).

 

FUENTES:

  • “El homenaje a Manuel Llano”, El Cantábrico, 4/9/1934, p.1.: “El homenaje a Manuel Llano”.
  • “Hoy, Manuel Llano, al Panteón de Hijos Ilustres”, El Diario Montañés, 23/1/1980, p. 3.
  • “Manuel Llano reposa desde ayer en el Panteón de Hijos Ilustres”, El Diario Montañés, 24/1/1980, p. 4,